Porque elegir la calefacción con infrarrojos

Porque elegir la calefacción con infrarrojos

Calefacción con sistema de infrarrojos

La calefacción por infrarrojos se produce a través de la radiación de los cuerpos que luego transmiten calor a su alrededor.

El sol, por ejemplo, es la principal fuente de calor infrarrojo: calienta las calles, las casas y todos los cuerpos expuestos a sus rayos, y por tanto el hombre también siente la sensación de calor cuando se expone a los rayos solares. Si intentamos ir a un lugar con sombra sentiremos menos calor que cuando estamos expuestos al sol, pero si medimos la temperatura del aire será la misma a la sombra y al sol.

Este fenómeno ocurre porque el sol no calienta el aire, sino que irradia y calienta los objetos que a su vez transmiten calor al ambiente. Los sistemas de calefacción por infrarrojos Celsius y Fahrenheit funcionan de la misma manera.

Para comprender mejor el funcionamiento de las ondas infrarrojas al calentar una habitación, veamos una breve comparación entre la acción de los sistemas de calefacción por convección (tradicionales) y la de un sistema de calefacción por infrarrojos.

Sistemas de calefacción por convección

  1. La calefacción tradicional calienta el aire.
  2. El aire caliente tiende a subir creando una diferencia térmica entre el suelo y el techo.
  3. Las superficies más alejadas de la fuente de calor enfrían el aire que tiende a descender.
  4. El cuerpo humano percibe el movimiento del aire y el calor de forma desigual con una relativa sensación de malestar.

Calefacción infrarroja Celsius y Fahrenheit

  1. Celsius y Fahrenheit emiten radiación infrarroja beneficiosa para el cuerpo.
  2. Los infrarrojos generados por Celsius y Fahrenheit calientan cualquier superficie (piso, paredes, techo), cuerpo u objeto hasta 12 metros de la fuente con una tecnología de ultra-rendimiento.
  3. Al no estratificar el aire, las temperaturas dentro de la habitación se mantienen constantes desde el suelo hasta el techo.
  4. El cuerpo humano percibe un calor constante dando como resultado una sensación de bienestar. Las paredes, al ser más cálidas que el aire de la habitación, eliminan la condensación y la formación de moho.

La última tecnología de infrarrojos con ultra-rendimiento

Los paneles radiantes de pared Celsius y Fahrenheit, gracias a la exclusiva y patentada tecnología de ultra-rendimiento que emite rayos infrarrojos de onda larga (entre 8,5 y 11 µm), calientan habitaciones y objetos de manera uniforme y homogénea. Controlan y mantienen constante la humedad relativa, no queman oxígeno, son económicos y ecológicos. También cumplen con todas las normativas europeas y son ideales para la calefacción civil e industrial.

Los paneles Celsius y Fahrenheit se diferencian de otros sistemas y entre ellos sobre todo por una cuestión de rendimiento y, en consecuencia, de precio: los paneles de la línea Celsius son los de mayor rendimiento (medido en Kcal producido), que supera de unas 8 veces los otros paneles infrarrojos presentes en el mercado y también supera de un 30% el rendimiento de la línea Fahrenheit.

Los paneles Celsius y Fahrenheit se utilizan con éxito como calefacción eléctrica principal de bajo consumo en apartamentos, oficinas, hospitales, tiendas, salas de terapia, cabinas térmicas, invernaderos, etc. También se utilizaron para el equipamiento de expediciones al Himalaya.

Porque elegir la calefacción con infrarrojos

Cómo estàn fabricados los paneles Celsius y Fahrenheit

Los paneles radiantes infrarrojos Celsius y Fahrenheit con ultra-rendimiento han sido cuidadosamente estudiados y protegidos por 43 patentes. El panel está compuesto por dos cristales templados unidos entre sí al vacío, en su interior se encuentra el sistema tecnológico de producción y control de los infrarrojos. El sistema insertado en las placas radiantes Celsius y Fahrenheit es capaz de liberar, con extrema seguridad, ondas infrarrojas entre 8,5 y 11 μm (ondas largas).

El infrarrojo de baja temperatura se propaga uniformemente por todo el ambiente, su radiación le permite alcanzar y calentar superficies hasta a 12 metros de la fuente (Celsius). El panel radiante infrarrojo Celsius con tecnología de ultra-rendimiento calienta por un 70% en la parte delantera y por un 30% restante en la parte trasera, donde se colocan los disipadores de aire de aluminio, que además permiten aprovechar del movimiento convectivo, acelerando el calentamiento del aire. Gracias a nuestra tecnología podemos aprovechar el calor al 100%.

Cada panel radiante eléctrico está equipado con una unidad de control electrónico que permite una programación de uso fácil y eficaz.

El ensamblaje al vacío permite un muy alto grado de protección tanto eléctrica como mecánica (hasta IP69K). Cada panel calefactor de pared se somete a un tratamiento de test muy rígido que prueba todas las características de los materiales utilizados.