Comparación con bomba de calor y radiadores

Comparison among Celsius, Fahrenheit, heat pump and radiators

A lo largo de los años, se han realizado varias comparaciones entre las tecnologías Celsius y Fahrenheit y otros sistemas de calefacción tradicionales y de última generación.

A continuación se muestran algunos extractos del documento «El uso de rayos infrarrojos para calentar» creado por el Ing. Francesco Veronese.

No existe un sistema de calefacción universal que sea eficaz para todas las aplicaciones de construcción, pero podemos hacer comparaciones en estos aspectos:

  • Ahorro en el consumo (considerando mejor el sistema de calefacción con menor consumo);
  • Rendimiento (considerando mejor el sistema con mayor rendimiento);
  • Instalación y mantenimiento (considerando mejor el sistema que requiere de menos mantenimiento);
  • Velocidad (considerando mejor el sistema con calentamiento más rápido);
  • Velocidad de adaptación (considerando mejor el sistema más rápido para volver al calor deseado cuando hay variaciones de temperatura en el ambiente);
  • Respeto por el medio ambiente (considerando mejor el sistema con menos emisiones);
  • Bienestar (considerando mejor el sistema que proporciona mayor bienestar).

Ahorro en consumo

Celsius100%

100% Complete

Fahrenheit66%

66% Complete

Bomba de calor33%

33% Complete

Radiadores17%

17% Complete

Rendimiento

Celsius100%

100% Complete

Fahrenheit66%

66% Complete

Bomba de calor33%

33% Complete

Radiadores17%

17% Complete

Menos mantenimiento

Celsius100%

100% Complete

Fahrenheit100%

100% Complete

Bomba de calor66%

66% Complete

Radiadores17%

17% Complete

Calentamiento rápido

Celsius66%

66% Complete

Fahrenheit50%

50% Complete

Bomba de calor83%

83% Complete

Radiadores100%

100% Complete

Velocidad de adaptación

Celsius100%

100% Complete

Fahrenheit83%

83% Complete

Bomba de calor66%

66% Complete

Radiadores33%

33% Complete

Respeto por el medio ambiente

Celsius100%

100% Complete

Fahrenheit100%

100% Complete

Bomba de calor66%

66% Complete

Radiadores17%

17% Complete

Bienestar

Celsius100%

100% Complete

Fahrenheit100%

100% Complete

Bomba de calor66%

66% Complete

Radiadores17%

17% Complete
Comparison among Celsius, Fahrenheit, heat pump and radiators

Conclusiones de la comparación

Los resultados de este estudio muestran que los sistemas de calefacción Celsius y Fahrenheit son significativamente mejores que las bombas de calor y los radiadores, en 6 de los 7 puntos considerados.

Ahorro en consumo

Los sistemas con superficies radiantes alimentados por una fuente eléctrica (infrarrojos y bombas de calor) utilizan menos energía que los sistemas de combustión (metano, GLP, diesel); también están exentos de los costos fijos anuales / bienales que impone la ley para el análisis de humos de calderas. Además, el consumo de los paneles Celsius y Fahrenheit es más bajo que incluso las bombas de calor, especialmente a temperaturas exteriores frías.

Rendimiento

El rendimiento (es decir, la cantidad de calor generado con la misma potencia Wh) es mayor para los paneles Celsius, seguida de Fahrenheit, que tienen una tecnología patentada de ultra-eficiencia. Esto significa que estos dos tipos de paneles tienen la capacidad de calentar más metros cúbicos con menos energía y por lo tanto presentan un menor consumo.

Comparison among Celsius, Fahrenheit, heat pump and radiators

Instalación y mantenimiento

El sistema de infrarrojos Celsius y Fahrenheit para calefacción combinado con una bomba de calor para agua caliente sanitaria (ACS) y acondicionadores de aire para refrigeración en verano, cuesta menos que un sistema radiante alimentado por una bomba de calor, integrado con sistemas de deshumidificación y controlado por Regulación distribuida en cada habitación o por zona. Por ejemplo, una casa con una superficie de 100 m2 puede considerar los siguientes elementos de gasto:

Calefacción Celsius / Fahrenheit (7 habitaciones) € 6.700
Bomba de calor para ACS 250 litros € 3.000
Aires acondicionados de pared para 2 dormitorios y salón € 3.000
TOTAL € 12.700
Bomba de calor 80 € / m2 por colocación de paneles bajo suelo, tuberías, colectores, cajas, instalación de una bomba de calor aire-agua con tecnología inverter para calefacción, refrigeración y producción de agua caliente sanitaria en combinación con acumulación 04 M - Rossato Grop y otros 300 € por una acumulación de ACS € 14.300
Sistema de regulación habitación por habitación € 700
Sistema de deshumidificación € 2.800
TOTAL € 17.800

Tenga en cuenta que no se está considerando el mantenimiento requerido por la ley (análisis de humos de calderas), solamente los controles indicados por los fabricantes en el folleto de mantenimiento.

La vida útil de una caldera es de 10/15 años, para una bomba de calor se declara 15/20 años (25 para las bombas geotérmicas), mientras que para las tuberías de calefacción empotradas en la superficie se superan los 30 años. Debe tenerse en cuenta que, para clases de energía de alto aislamiento, las bombas de calor están sujetas a tensiones reducidas que aumentan a medida que disminuye el aislamiento. En el interior de la máquina hay compresores, tornillos, juntas que, con el tiempo, reducen el rendimiento de la máquina o pueden ser causantes de averías.

Los paneles infrarrojos Celsius y Fahrenheit no tienen partes móviles sujetas a desgaste, la duración es superior a los 50 años, no necesitan ningún mantenimiento más que la limpieza superficial del polvo.

Además, hay que tener en cuenta que un sistema con paneles infrarrojos y una bomba de calor solo para agua caliente sanitaria (ACS) cuesta entre un 10 y un 20% menos que un sistema de suelo radiante con bomba de calor (aire y agua) utilizada también para ACS, y que el primero no necesita ningún coste de mantenimiento durante su vida.

Finalmente, es posible combinar todos los sistemas de la casa que funcionan con electricidad a un sistema fotovoltaico. La producción de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria puede extraer energía de fuentes renovables para lograr una total independencia energética. La integración con un sistema fotovoltaico, dependiendo de la zona, puede conllevar una reducción de la factura eléctrica de hasta un 80%.

Confronto di Celsius e Fahrenheit con pompa di calore e termosifoni

Velocidad

Se refiere a la capacidad de alcanzar el nivel de confort deseado partiendo de un ambiente frío.

Los sistemas de radiadores, en este campo, son muy eficaces; especialmente para aquellos que solo encienden la calefacción una vez que llegan a casa por la noche.

Este comportamiento, sin embargo, además de hacer sufrir las paredes y el yeso de las casas, es comparable a conducir un coche partiendo del semáforo acelerando al máximo para alcanzar la velocidad de crucero en poco tiempo: el consumo es elevado al igual que el desgaste del coche.

Los sistemas radiantes son más lentos, pero consuman menos energía y, por tanto, están menos estresados ​​con el tiempo, también por esta razón tienen una vida útil mucho más larga que las calderas.

Velocidad de adaptación

La velocidad de adaptación se refiere a la velocidad de retorno al calor deseado cuando ocurren cambios de temperatura en el ambiente (ejemplo: abrir una puerta, abrir una ventana, etc.).

La velocidad de adaptación de los paneles infrarrojos Celsius y Fahrenheit (que calientan las paredes, que a su vez emiten calor) es mucho mayor que los sistemas de calefacción por convección (que calientan el aire). De hecho, cuando se abre una puerta en una habitación, el aire caliente tiende a salir de inmediato, mientras que las paredes tardan mucho en enfriarse, por lo que los paneles Celsius y Fahrenheit son más rápidos y consumen menos energía para regresar a la temperatura deseada.

Además, los sistemas de calefacción con irradiación infrarroja Celsius y Fahrenheit cuentan con un sistema de regulación independiente por cada panel, por lo que el seguimiento de la solicitud de calor es instantáneo y oportuno. Esto significa que si el ambiente sufriera un aumento de temperatura debido a factores externos (por ejemplo, un rayo de sol que entra por ventanas, personas, luces, etc.), los paneles se adaptan de inmediato y disminuyen el uso de energía para mantener la temperatura deseada.

Los sistemas de control de los sistemas de bombas de calor deben controlar la bomba de calor, las electroválvulas y las bombas de circulación, con un retraso evidente en el seguimiento de la solicitud diaria. Esto requiere que los cronotermostatos estén colocados en cada habitación, porque si se colocan en una única habitación que controla una área completa, un cambio de temperatura en otra habitación no se detecta automáticamente con pérdida de energía e incomodidad para personas.

Por tanto, los sistemas de infrarrojos Celsius y Fahrenheit son más flexibles que los sistemas que constan de control de zona: bomba de calor, válvulas de zona y bombas para circulación de líquidos. Esto se traduce directamente en bienestar y ahorro de energía.

Confronto di Celsius e Fahrenheit con pompa di calore e termosifoni

Respeto por el medio ambiente

Como se mencionó anteriormente, los sistemas eléctricos, a diferencia de los sistemas de combustión, no producen emisiones en la atmósfera (gas de combustión, NOx, CO2, polvo fino PM10, PM2.5).

Celsius y Fahrenheit usando menos energía, la producción total de CO2 equivalente se reduce en comparación con los sistemas tradicionales y las calderas de gas de baja temperatura.

Teniendo en cuenta todo el ciclo de vida de un producto: producción, uso, la recolección al final de la vida util, los paneles con sistema a infrarrojo Celsius y Fahrenheit producen menos CO2 equivalente, siendo sistemas más simples de producir y 100% reciclables.

Bienestar

Para este aspecto, no existen fórmulas de cálculo (con excepción a las exigidas por ley, para la medición de la humedad y de la temperatura).

El bienestar que brindan los sistemas de irradiación Celsius e Fahrenheit es subjetivamente superior a otros sistemas; Las estructuras observadas por personas especialmente con problemas asmáticos han encontrado un mayor bienestar dado por:

  • ausencia de polvo, perfume / olor;
  • pies calientes;
  • aire fresco;
  • calor agradable.

La onda infrarroja tipo C (onda larga), emitida por los paneles infrarrojos Celsius y Fahrenheit, es la radiación más natural que existe en el mundo ya que es emitida por el sol y por cualquier cuerpo caliente que nos rodea.

Se utiliza en fisioterapia y no tiene efectos secundarios, por lo contrario proporciona una sensación subjetiva de bienestar.

Los sistemas de calefacción por infrarrojos Celsius y Fahrenheit se compararon con los sistemas radiantes con bomba de calor de baja temperatura en dos apartamentos dobles.

El resultado fue que, a partir de ambientes fríos, los infrarrojos alcanzaron el comfort más rápidamente.