El uso y el desarrollo de la calefacción por infrarrojo es la idea innovadora en la que trabajamos desde siempre.

El objetivo principal de ésta tecnología es marcar un punto de inflexión en la concepción de sistemas de calefacción domésticos, mediante el calor emitido por la luz invisible de los rayos infrarrojos, ya utilizada por la medicina clásica para el tratamiento de muchos trastornos físicos.

Mediante el uso de nuestro sistema patentado, a diferencia de los sistemas convencionales por convección, no es el aire alrededor del radiador el que es calentado; más son las superficies dentro de la habitación que al ser irradiadas, a su vez, propagan el calor.

Los paneles de pared radiante Celsius, calientan uniformemente y de manera homogénea el ambiente y los objetos. Controlan y mantienen la humedad relativa constante, no queman oxígeno, son económicos y ecológicos. También cumplen con todas las normas europeas y son ideales para la calefacción civil e industrial.

La estructura del calefactor Celsius

Estos paneles radiantes a infrarrojo fueron cuidadosamente diseñados y patentados; están compuestas por dos cristales templados unidos, con en su interior una película delgada hecha de materiales nobles, debidamente formados, montados y alimentados. La fine película insertada en el Panel Celsius puede desarrollar, en la máxima seguridad, ondas infrarrojas a 8.5 micròmetos (frecuencia de longitud de onda infrarroja-C a baja temperatura) sobre toda la superficie.

Los paneles calientan tanto delante cuanto detrás; por esta razón, en la parte posterior están situados disipadores de aire en aluminio, que hacen posible usar el movimiento convectivo. Llegando asì a aprovechar el calor al 100%.

Cada calentador está equipado con una unidad de control electrónico que permite una fácil y eficiente programación para su uso.
El montaje en vacío técnico permite un alto grado de protección eléctrica y mecánica. Todos los paneles son sometidos a un rígido tratamiento de verificaciòn que prueba todas las características de los materiales utilizados.

Celsius es utilizado con éxito como una calefacción eléctrica a bajo consumo de energía en apartamentos, oficinas, hospitales, tiendas, salones terapéuticos, cabinas termales, invernaderos etc.. También se ha utilizado en el equipaje de expediciones al Himalaya.

¿Cómo funciona nuestro Panel radiante a infrarrojo?

Según el primer principio de la termodinámica, el calor se extiende desde las áreas con temperatura màs alta a aquellas con temperaturas màs bajas.

Se produce el paso del calor por conducción, convección o irradiación.

La fuerza que permite este proceso es la diferencia de temperatura.

Los mecanismos que permiten el paso de calor, tales como la irradiación y la convección son apropiados para el calentamiento del medio ambiente.

¿Cómo calentar una habitación? En la calefacción por irradiación infrarroja, el calor se transfiere, en primer lugar a los objetos y en segundo lugar al aire circundante; Entran entonces en acción dos mecanismos de calefacción independientes el uno del otro:

1. Calefacción por irradiación

A diferencia de la convección, la transferencia del calor por irradiación es directa, no hay ningún elemento intermedio.

2. Calefacción por medio de la acción aislante del aire circundante

Gracias a la acción aislante de calentar el aire circundante se previene la pérdida de calor espontáneo de un cuerpo a través del aumento de la temperatura circundante. Esto reduce la diferencia de temperatura entre el cuerpo humano y el medio ambiente.

Para poder evaluar objetivamente la efectividad de un método de calefacción, es útil examinar cuáles son los efectos que produce sobre el medio ambiente circundante. Entre las diferentes variables, la humedad relativa y los flujos de aire son dos de los efectos secundarios producidos por la calefacción.

La humedad relativa (HR) desempeña un papel importante para alcanzar un confort agradable, ésta sensación de bienestar depende del poder más o menos fácil de transpiración que existen dentro del entorno en cuestión, si se incrementa la humedad relativa, el aire absorbe menos vapor. Además, el aire quieto (sin corrientes de aire) absorbe menos humedad que el aire en movimiento.

La traspiración permite eliminar el calor del cuerpo. Para la evaporación del agua se requiere calor. Con el sudor el cuerpo elimina la cantidad de calor necesario para mantener el equilibrio térmico.


Glosario: